Saltar al contenido
4 Salsas para acompañar el Cochinillo al Horno

4 Salsas para acompañar el Cochinillo al Horno

Al preparar un exquisito cochinillo al horno, la elección de la salsa adecuada puede marcar la diferencia entre una comida deliciosa y una experiencia culinaria inolvidable. En este artículo, exploraremos las mejores salsas que elevarán el sabor de tu cochinillo, brindándote consejos valiosos para satisfacer incluso a los paladares más exigentes.

Salsa de Manzana y Canela:

Ingredientes

  • 2 manzanas, peladas y picadas
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 cucharadita de canela
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 taza de caldo de pollo

Elaboración

  1. Sofríe las manzanas en mantequilla hasta que estén tiernas.
  2. Añade canela, azúcar y caldo de pollo.
  3. Cocina a fuego lento hasta que la mezcla espese.
  4. Tritura la salsa para obtener una textura suave.

Salsa de Miel y Mostaza:

Ingredientes

  • 1/4 taza de miel
  • 2 cucharadas de mostaza Dijon
  • 2 cucharadas de vinagre
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo picado
  • Sal al gusto

Elaboración

  1. Mezcla miel, mostaza, vinagre y aceite de oliva.
  2. Añade ajo picado y sal al gusto.
  3. Bate hasta obtener una mezcla homogénea.
  4. Ajusta la proporción de miel y mostaza según tu preferencia.

Salsa de Vino Tinto y Hierbas Frescas:

Ingredientes

  • 1 taza de vino tinto
  • 1 taza de caldo de res
  • Ramitas de romero y tomillo fresco

Elaboración

  1. En una sartén, reduce a fuego lento el vino tinto con caldo de res.
  2. Añade hojas de romero y tomillo fresco.
  3. Cocina hasta que la salsa adquiera una consistencia espesa.
  4. Cuela las hierbas antes de servir.

Salsa de Ciruela y Jengibre:

Ingredientes

  • 1 taza de ciruelas deshuesadas
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharadita de jengibre fresco rallado
  • 1/2 taza de vinagre de arroz
  • 1/2 taza de caldo de pollo

Elaboración

  1. Cocina ciruelas con azúcar y jengibre fresco rallado.
  2. Agrega vinagre de arroz y caldo de pollo.
  3. Hierve a fuego lento hasta que las ciruelas se deshagan.
  4. Tritura la mezcla y ajusta la acidez según tu gusto.