Receta de carrilleras de ternera al vino tinto

Las carrilleras de ternera al vino tinto es una referente de la cocina más tradicional que no puede faltar en nuestra mesa. Es un plato más que agradecido, con un sabor muy intenso y que proporciona una melosidad espectacular a la carne. No necesitarás cuchillo para cortar. Además, con la salsa, no podrás dejar de mojar pan.

Carrilleras de ternera al vino tinto con patatas y setas

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 carrilleras de ternera
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharada de harina
  • 750ml de vino tinto
  • 250ml de caldo de carne
  • sal y pimienta
  • aceite

Elaboración de las carrilleras de ternera al vino tinto

  1. En una olla, ponemos aceite a fuego fuerte. Cuando esté caliente, añadimos las carrilleras de ternera para sellarlas (previamente salpimentadas). Se deben dorar por la parte externa y crudas en su interior. Más o menos 1 minuto por cada cara.
  2. Extraemos las carrilleras de la olla y las ubicamos en un plato.
  3. Bajamos la potencia del fuego al mínimo para añadir el ajo picado. Lo dejamos un par de minutos para que se aromatice el aceite.
  4. Añadimos la cebolla y la zanahoria picada. Volvemos a salpimentar y dejamos a fego lento unos 15 minutos. Lo vamos removiendo con frecuencia.
  5. Cuando veamos que la verdura está blanda, añadimos una cucharada de harina y lo mezclamos bien un par de minutos.
  6. Ahora toca añadir el vino tinto, parte esencial para dar sabor a este plato. Subimos el fuego a fuerte y dejamos que se evapore el alcohol. Con un par de minutos será suficiente.
  7. Después añadimos el caldo de carne. Dejamos unos minutos para que se mezcle bien y batimos la salsa. Tiene que quedar una salsa líquida. En la cocción final ya evaporará mucho líquido.
  8. Añadimos las carrilleras de ternera a la salsa hasta que queden totalmente sumergidas. Agregamos las hojas de laurel y las dejamos cocinar durante 3 horas a fuego suave y tapándolo. Otra opción es hacerlo con la olla exprés unos 40 minutos.

Como resultado, debe quedar una salsa espesa, líquida, pero con cuerpo. Y lo mejor de todo, las carrilleras super tiernas.  Ya las podemos servir añadiendo su salsa por encima.

Elaborar este plato requiere de bastantes pasos, pero ninguno de ellos es difícil de hacer en casa. Ah, y prepara el pan porqué su salsa se lo merece.

Si no tienes tiempo y quieres disfrutar en casa como si estuvieras en el mejor asador, siempre puedes pedir nuestras carrilleras de ternera hechas 24 horas a baja temperatura. En tan sólo 12 minutos para regenerarlas al baño maría y, reduciendo su salsa, podrás comer éste exquisita receta. Y no te olvides de acompañarla con buenas patatas o cebollitas caramelizadas.

Mira que fácil es:

Otras recetas interesantes:

Receta de Risotto de abanico de cerdo ibérico

Receta de rabo de ternera guisada al vino tinto

Receta de costillas de cerdo al horno