¿Cómo aprovechar la carne asada sobrante?

Si te ha sobrado comida navideña y no sabes cómo aprovechar la carne asada sobrante, en este artículo vamos a darte las recetas más deliciosas extraídas de nuestro particular manual de “cocina de aprovechamiento”.

¿Qué hacer con las sobras de los asados?

No permitas que tu frigorífico se llene con los restos de exquisitos platos gourmets porque, a la larga, se echarán a perder y es una pena.

En el Asador en tu casa te damos buenas ideas para hacer grandes creaciones, fáciles, nutritivas y para toda la familia.

7 recetas para aprovechar la carne asada sobrante:

  1. Tortilla de carne

Esta tortilla la puedes hacer con todo tipo de carnes asadas. 

Separa la carne en hebras y elimina todo resto de piel y huesos. Una vez picada en un bol con unas tijeras, añade huevos batidos, pimienta, un pellizco de sal y da la vuelta a la sartén como a una tortilla de patatas tradicional.

Sirve con unas rodajas de tomate natural y unas hojas de perejil fresco o cilantro.

  1. Sándwiches deliciosos

Desmiga la carne y mézclala en un bol con un chorrito de tomate frito, una cucharada de mayonesa casera, unas gotas de salsa perrins, una punta de mostaza de Dijon y unas gotas de tabasco, si te gusta lo picante.

En una rebanada de pan de pueblo tostado, unta esta mezcla y coloca sobre ella unas hojas de lechuga y unos aros de cebolla confitada.

sandwich con carne asada sobrante

¡Nunca has probado un sandwich tan delicioso!  

  1. Pizza original

Lo ideal es que hagas tu propia masa de pizza, pero, si no tienes tiempo o no te apetece amasar, puedes comprar una masa precocinada, extenderla y colocar los ingredientes.

Cubre la masa con tomate natural y medias lunas de cebolla fresca. Desmiga la carne de tu asado, retirando con cuidado la piel, los huesos y las ternillas y colócala sobre el tomate espolvoreando con queso rallado.

Mete la pizza al horno y espera a que tu casa se vuelva a llenar con el aroma al asado de la Navidad.

Puedes agregar los toppings que más te gusten, como champiñones, aceitunas, alcaparras, encurtidos o tomatitos cherry.

El resultado es un plato sencillo que siempre sabe bien y a los más pequeños de la casa les encantará ayudar en la cocina.

pizza con carne asada sobrante
  1. Mollete de carne asada

Necesitarás pan mollete, pero también puedes hacer tu bocadillo con pan de cristal o pan de pita.

La carne sobrante de tu asado la picas y añades queso rallado, un chorrito de AOVE y espolvorea con hierbas del campo. Puedes añadir unas lonchas de jamón o bacon pasadas por la sartén.  

  1. Bocadillo de abanico

Es una versión superior a la clásica receta del bocadillo, porque es más elaborada y puede ser un alimento completo para una comida o cena.

¿Sabes a qué pieza del cerdo se la llama “abanico”?

El abanico es un corte fino de la carne del cerdo ibérico que se distingue por las vetas de grasa y su intenso sabor. Es la parte que envuelve las costillas y que asada a baja temperatura sous vide es una delicia sabrosa y en extremo jugosa.

El abanico va muy bien para hacer un bocadillo clásico gourmet, acompañado de salsa de tomate, un toque de mayonesa, unas hojas frescas y unas rodajas de tomate.

Pero, también puedes elaborar algo más exótico, con unas rodajas de pepinillos encurtidos, un chorrito de aceite de sésamo, jengibre rallado y salsa de soja.

  1. Croquetas de cochinillo y manzana

Se sabe que el chef de los reyes Antonin Carême introdujo las croquetas en las cocinas nobles del siglo XVIII para aprovechar las sobras de los grandes banquetes y les dió el nombre de “croquettes à la royale”.

Dicen que las croquetas son un marcador de la civilización y no hay batalla gastronómica más interesante que establecer cuál es la mejor croqueta de tu ciudad, porque es uno de los platos con mayor número de interpretaciones.

En el Asador en tu casa, para aprovechar la carne sobrante, te recomendamos elaborar unas croquetas con el cochinillo a baja temperatura y manzana.

croquetas con carne asada sobrante

Te recomendaríamos añadir nuestras manzanas y cebollas platillo confitadas al aceite de oliva, pero es imposible que sobre ni un trocito de una guarnición tan rica.

Para las croquetas tienes que hacer una bechamel suave y añadir la carne picada de cerdo, una manzana, una cebolla, media zanahoria rallada, un poco de perejil, una cucharada de chile dulce, sal y pimienta.

Deja que la masa cuaje, da forma, reboza en huevo y pan rallado y finalmente fríe las croquetas en aceite de oliva.

Te van a encantar.

  1. Croquetas de cordero asado

Para esta versión de croquetas vas a necesitar añadir la carne del cordero asado sobrante, media cebolla, mantequilla, harina, leche, sal, pimienta y un toque de nuez moscada.

Para la fritura te recomendamos pasar primero por harina y después por huevo y pan rallado para conseguir una camisa más crujiente. Por último, fríe en abundante aceite y deja que escurran sobre un papel de cocina antes de servirlas.